Memorias

VISION
El CEDEP, al final del quinquenio, es una organización referente en gestión del agua como factor de desarrollo en ámbitos rurales

I. PRESENTACIÓN

En el año 2020 CEDEP cumplió 43 años de intenso trabajo y compromiso por el Perú.

Desde sus inicios nuestra institución acompaña a población rural, en especial a pequeños/as agricultores/as, fortaleciendo sus capacidades y articulándolos con su entorno, con el fin de mejorar sus condiciones de vida donde ellos mismos sean los gestores de su propio desarrollo, superando de esta forma las difíciles condiciones en el desempeño de su actividad productiva, la exclusión social, la debilidad institucional y organizativa en los espacios rurales.

En las iniciativas y estrategias que implementa CEDEP se priorizan a los pequeños productores y productoras agrarias, en aspectos como la gestión integral de los recursos naturales, el desarrollo territorial sostenible, el fortalecimiento de la democracia e institucionalidad y el ejercicio de la participación ciudadana, aspectos donde nuestra institución focaliza todos sus esfuerzos.

En CEDEP apostamos por un desarrollo sostenible, con inclusión y equidad, contribuyendo al fortalecimiento de capacidades del pequeño agricultor y agricultora para mejorar su seguridad alimentaria, generar ingresos agrícolas y adaptarse en mejores condiciones a los efectos del cambio climático (escasez del agua en microcuencas y vertientes andinas) y situaciones de riego, además de la construcción de una ciudadanía activa para el ejercicio de sus derechos.

La presente memoria 2020 refleja estos esfuerzos y muestra los principales resultados de nuestras intervenciones en las regiones y comunidades más alejadas, tanto en el poblador individual, sus organizaciones y autoridades, con quienes trabajan el equipo de profesionales del CEDEP en forma concertada y participativa para el logro de los objetivos planteados y de la misión institucional.

II. CONTEXTO 2020

Contexto Nacional.
La pandemia de la COVID-19 generó una crisis sanitaria y económica en Perú, que hasta el último trimestre de 2020 ya sumaba más de 6,5 millones de desempleados, se incrementó la pobreza y el Producto Interno Bruto se redujo en 12 puntos, según el Banco Mundial.

De acuerdo a estimaciones de UNICEF Perú (octubre 2020), la pobreza monetaria se incrementó de 20.2% en el 2019 a 30.3% en el 2020. Se estima que las niñas, niños y adolescentes de hogares rurales son los más afectados, pues la pobreza pasó de 47.3% en 2019 a 62.3% en 2020.

Según datos oficiales del Ministerio de Salud (MINSA), a diciembre de 2020 se registró un total de 970 mil casos positivos a COVID-19, de los cuales 48% eran mujeres y 52% varones. Los fallecidos alcanzaban un total de 36 mil personas, (31.3% mujeres y 68.7% varones), y el 70% del total de fallecidos fueron adultos mayores de 65 años.

Por su parte, las zonas urbanas concentraron el 90% de los decesos y el 10% se ubicaron en zonas rurales. A setiembre de 2020, el Perú era el primer país con el mayor número de muertos per cápita por COVID, 101 por cada 100,000 habitantes. 

Otra de las crisis agudizadas por la pandemia durante el 2020, es la violencia hacia las mujeres; según registros de Ministerio de la Mujer y Poblaciones Vulnerables (MIMPV), entre enero y octubre aproximadamente 79,200 mujeres habían sido víctimas de abuso, de ellas 16,060 eran niñas y adolescentes de las cuales 5,808 fueron víctima de violencia sexual y 4,226 de violencia física y 6,026 de violencia psicológica. Se habían reportado 111 casos de feminicidios y más de 200 tentativas por el mismo delito. En total, 1,686 mujeres adultas y 3,835 menores de edad fueron reportadas como desaparecidas. La violencia de género se incrementó y las posibilidades de acceder a la justicia y protección para quienes son víctimas se agravó. Adicionalmente, la carga del trabajo doméstico recayó con mayor fuerza en las mujeres.

En cuanto a la educación, según el ministerio de Educación se estimaba que 300,000 alumnos, es decir, 15% de la población escolar desertaría y 110,000 de educación básica se trasladarían de escuelas privadas a públicas. A nivel nacional el 40% de hogares tiene acceso a internet y sólo el 5.6% de la población rural tiene acceso a internet. Los programas “Aprendo en Casa” presentaban dificultades principalmente por brecha digital en zonas rurales; asimismo, el 75% de las deserciones fueron por causas económicas y 12% por problemas familiares.

La agricultura familiar y el trabajo en el sector agrícola fue otro de los sectores muy afectados. Las restricciones para contener la pandemia afectaron a muchos, por ejemplo, restricciones a la movilidad de los productores, limitantes en la mano de obra agrícola, empleo no agrícola, dificultades para acceder a mercados, etc.

Contexto COVID y las intervenciones de CEDEP en regiones.

En los ámbitos regionales de intervención de CEDEP, como son Ancash, Ayacucho y Huancavelica, los equipos
operativos de los proyectos tuvieron que ajustar sus estrategias de trabajo y reprogramar sus actividades, aplicando los protocolos respectivos para permanecer en las zonas1. Las actividades directas y presenciales de los proyectos fueron reestablecidas paulatinamente a partir del tercer trimestre del año 2020 con reducido número de participantes, acompañamientos personalizados bajo el uso obligatorio de normas de seguridad.

En este marco, el contexto local en Ancash, Ayacucho y Huancavelica estuvo marcado por las siguientes características en los cuales – a pesar de la crisis sanitaria – se continuaron desarrollaron los proyectos a pesar de las restricciones en un contexto crítico de salubridad por la COVID 19:

  • Las familias participantes de los proyectos vieron afectados sus ingresos económicos muy severamente debido al aislamiento social obligatorio, toque de queda y otras restricciones, ya que viven de lo que producen en sus parcelas y de ingresos familiares complementarios logrados con trabajos en obras públicas de las municipalidades, caleras o minas, mano de obra agrícola, transporte, etc. 

  • Los gobiernos municipales constituyeron los CODISEC y/ conformación de Comités COVID quienes fueron los encargados de activar acciones de prevención y seguridad frente a la pandemia (control de retornantes e ingresos a distritos, control de casos de infectados, etc.).
  • Las comunidades campesinas y las autoridades implementaron medidas de seguridad, tranqueras en las entradas a los centros poblados, sólo ingresaban vehículos que trasladaban alimentos y otros productos durante algunos días de la semana.
  • Los municipios dejaron de ejecutar proyectos por el problema del COVID 19, recién en el último trimestre 2020 se fueron retomando algunas obras municipales y de programas sociales como Trabaja Perú. Este proceso desacelero la actividad económica en los ámbitos locales.

  • Gobiernos municipales estuvieron a cargo y/o coordinación directa para la entrega de canastas básicas familiares, atención de acciones de prevención como fumigación de espacios públicos y viviendas, implementar puestos de control, entrega de implementos sanitarios, mercados itinerantes, etc. La entrega de bonos económicos fue un aspecto a destacar en los ámbitos rurales debido a que significaron medidas de salvataje para las familias confinadas en sus viviendas y/o en ámbitos con bajas alternativas de ingresos (bono “Quédate en casa”, “bono independiente”, “bono familiar universal”, “bono rural”).

III. CEDEP: IDENTIDAD Y ORIENTACION ESTRATEGICA

MISION
Somos una asociación civil especializada en articular procesos de gestión social y política del agua como elemento de desarrollo económico sostenible en ámbitos rurales.

VISION
El CEDEP, al final del quinquenio, es una organización referente en gestión del agua como factor de desarrollo en ámbitos rurales

VALORES INSTITUCIONALES

OBJETIVOS ESTRATÉGICOS DE PEI 2019 -2023

Objetivo Estratégico 1:
Gestión integral del Agua en
territorios estratégicos.

Objetivo Estratégico 2:
Desarrollo productivo en
corredores económicos
territoriales.

Objetivo Estratégico 3:
Desarrollo de línea empresarial
negocios para la sostenibilidad
institucional.

Objetivo Estratégico 4:
Optimización de los sistemas de gestión institucional para asegurar el funcionamiento eficiente del CEDEP

AMBITOS DE INTERVENCION, 2020

IV. DESTINATARIOS DIRECTOS DE PROYECTOS, 2020

V. LOGROS DEL 2020.

OBJETIVO ESTRATÉGICO 1: Gestión integral del Agua en territorios estratégicos.

La gestión integral del agua es un eje de prioridad institucional para el quinquenio 2019-2023 y se enmarca dentro del plan estratégico institucional. En el caso de Ancash, las prioridades de trabajo se ubican territorialmente en la zona de Cordillera Negra debido a que es la zona más afectada por la escasez de agua para el riego y consumo en las épocas de estiaje, a consecuencia de la variabilidad climática y por la irregular frecuencia e intensidad de las lluvias. En el caso de Ayacucho, la necesidad de agua está relacionada al desarrollo de la actividad de producción de paltos, siendo también un ámbito de escasez hídrica.

A partir del 2017 y hasta el año 2020, CEDEP viene intensificando el trabajo en procesos de gestión integral y el uso racional del agua través de la ejecución de proyectos financiados por MISEREOR y Pan Para el Mundo (PPM), estas acciones han estado centradas en la implementación de prácticas de siembra y cosecha de agua
en concertación con las comunidades campesinas, organizaciones de regantes y gobiernos locales.

Los logros alcanzados están referidos principalmente a las acciones para garantizar la disponibilidad de agua para el futuro a través de prácticas de conservación en las cabeceras de microcuencas. Las organizaciones comunales y de regantes asumieron un rol determinante a partir del trabajo de fortalecimiento interno para el desarrollo de estas acciones, logrando un cambio de actitud y compromiso, realizando aportes monetarios y no monetarios para concretar las obras de infraestructura realizados.

Se destacan además acuerdos como el pago de aportes directos por productores. En Lucanas los productores de paltos acordaron un aporte de S/ 30 a 50 soles por hectárea y, en Ancash los comuneros y regantes aportaron materiales como postes de madera, etc.), y el CUA Pampas Grande aportó S/ 6,000 en efectivo para la construcción de zanjas de infiltración. En ambos casos la mano de obra de los destinatarios ha sido de gran importancia para la realización de estas prácticas. Se debe reconocer el involucramiento de Municipalidades distritales realizando aportes monetarios, horas de maquinaria, traslado de materiales, alimentación, etc. La
aprobación de modificatorias de estatutos comunales y sus reglamentos, así como de ordenanzas municipales y activación de Comités Multisectoriales han significado acciones para garantizar la sostenibilidad de estas experiencias.

En un siguiente periodo de proyectos (2020 – 2023), y con el apoyo de estas mismas fuentes, se inició una siguiente fase de consolidación de procesos y ampliación hacia nuevos ámbitos (efecto relejo) donde se realizan réplicas de las experiencias desarrolladas.

A continuación, se presentan los principales logros seleccionados de los proyecto finalizados y los que actualmente se encuentran en ejecución.

Resultado de los proyectos concluidos el año 2020.

Se considera los proyectos financiando por MISEREOR en Ancash y PPM en Ancash y Ayacucho. Estos proyectos concluyeron en enero y junio del año 2020 respectivamente.

❖ Prácticas de siembra y cosecha de agua

  • Licencias sociales aprobadas (2 en Ancash y 3 en Ayacucho) con lo cual las comunidades campesinas mostraron su disponibilidad para la realización de trabajos de siembra y cosecha de agua. Este proceso involucra también acuerdos (modificación de estatutos, reglamentos) para adoptar medidas que garanticen la protección de las prácticas implementadas en sus territorios.
  • En Ancash, se protegieron 08 oconales que en total tienen 82.2 hectáreas (Prov. Yungay, Huaylas, Carhuaz, Recuay) y en Ocaña – Ayacucho se hizo la protección de un oconal de 5 Has y de un manantial (1 ha). La protección de estas áreas naturales, donde se ubican manantes u ojos de agua, permite la infiltración y retención de agua. Esta práctica priorizó la instalación de plantas nativas que favorecen la retención de agua y fueron sembradas en las diferentes las áreas protegidas.
  • En Ancash, se rehabilitaron 5 ha con zanjas de infiltración (Shupluy). En Ayacucho se excavaron 53 zanjas de infiltración: 33 en Ocaña con un total de 2,100 metros lineales y 20 zanjas de infiltración en Llauta. 
  • En Ancash, 04 cochas para almacenar agua de lluvia: 01 (Sector Challua) en Comunidad Campesina Huambo (Pampas Chico), y 03 en Comunidad Tres de Octubre de Zanja (Yungar), sectores Acococha y Chaquicocha I y II. En total se cuenta con 52,730 m3 de almacenamiento.
  • Un logro a destacar es la realización de aportes de los principales actores involucrados para la realización de las obras de siembra y cosecha de agua, en todos los casos los equipos institucionales desarrollaron un proceso de diálogo y sensibilización alcanzando resultados favorables. En Ayacucho, se destaca que 12 comités de regantes (productores de paltos) acordaron realizar aportes para la construcción de zanjas de infiltración siendo finalmente respaldado por la comunidad campesina de Llauta y el gobierno local; lo mismo se identifica en los casos de Ancash donde existió un alto compromiso de las organizaciones de regantes y municipalidades quienes realizaron aportes monetarios y no monetarios como: alambres, combustibles, postes de madera para cercado, etc. Estos compromisos de aportes demuestran el alto convencimiento de los actores por garantizar la disponibilidad de agua en los años sucesivos.
  • Se emitieron 04 ordenanzas municipales sobre siembra y cosecha de agua (02 en Ancash y 02 en Ayacucho) de esta forma se promovió la institucionalización de políticas locales para garantizar la sostenibilidad de las experiencias. Estas normativas locales establecen la conformación de espacios de concertación y el destino de un porcentaje del presupuesto municipal para obras de
    protección y gestión del agua.
  • En Ancash se conformaron 03 comités interinstitucionales para la gestión de actividades de siembra y cosecha de agua: en Shupluy (COMUDES) y en Huata (CORGESICA), además del Comité Multisectorial de Yungar (Carhuaz). En Ayacucho, se constituye el Comité multisectorial de Llauta para organizar las acciones de concertación sobre la gestión del agua a nivel de la Microcuenca.

❖ Instalación y manejo de sistemas de riego

  • En Ancash, se construyeron 10 reservorios (capacidad total 340 m3/día). El aporte monetario y no monetario de los productores fue de S/ 34,525.14. Así también, se instalaron 30 sistemas de riego por goteo para 03 ha bajo riego (1,000 m2 por beneficiario) para cultivos de: Paltos, y complementariamente alfalfa y maíz. 
  • En Ayacucho, se construyeron 19 reservorios: 5 reservorios en Llauta y 14 en Huac Huas. Con la construcción de estos reservorios los productores han tomado conciencia sobre la racionalidad e importancia del agua (se alcanzó la capacidad total 2,896 m3/día). En total se benefició a 108 Productores de paltos (74 varones y 34 mujeres), 89 con plantas antiguas y 19 con plantas nuevas. Además, se instalaron 108 sistemas de riego: 30 sistemas instalados del reservorio y 78 sólo por gravedad pero con uso de reservorio. En total se alcanza un total de 108 Ha bajo riego (cultivos de paltos y leguminosas).

Resultados de los proyectos actualmente en ejecución 2020-2023

El 2020 se inició una nueva fase de ejecución de los proyectos financiado por MISEREOR (Febrero) y PPM (Julio). A pesar de las dificultades que se presentaron por motivo del COVID-19, los equipos de campo adecuaron sus estrategias para dar cumplimiento al cronograma establecido, priorizando la ejecución de obras de siembra y cosecha de agua en las cabeceras de las micro cuencas de intervención, las acciones de capacitación y asistencias técnicas tuvieron que adecuarse a las circunstancias de la emergencia sanitaria.

A continuación, se presentan los principales logros alcanzados en las regiones de intervención de los proyectos actualmente en marcha:

  • En Ayacucho y Huancavelica, 03 Comunidades campesinas de los distritos de Huachuas, Llauta y Santiago de Quirahuará firmaron licencias sociales donde se señala el área del terreno comunal en el que se trabajará la construcción de las Qochas.
  • En Ancash, O4 Inventario de bofedales elaborados para la ubicación de fuentes de agua: Caserío de Huellac y C.C San Agustín de Almizcle (distrito de Coris), C.C. Cajamarquilla (distrito La Libertad), y Caserío de Huashcar (distrito de Marcará).
  • En Ancash, 05 oconales cercados. La comunidad campesina de Cajamarquilla (distrito de La Libertad, Huaraz) cercó el bofedal Karpa Pampa de 8.15 has. En la comunidad de Ecash- sector Huashcar (distrito de Marcará, Carhuaz) se cercaron y reforestaron 04 bofedales con especies nativas (aliso).
  • En Ayacucho, 02 Qochas construidas para el almacenamiento de agua, uno en Llauta (Ccatccamanca) y en Huachuas (Ccotaylla), con una capacidad de almacenamiento de 5,000 m3 y 15,000 m3 respectivamente.
  • En Ayacucho, 06 zanjas de infiltración de un metro de ancho por un metro de profundidad, construidas con una capacidad aproximada de 50.4 m3 de almacenamiento de agua, que alimentará la Qocha Ccatccamanca (Llauta). 
  • En Ancash, el comité de usuarios de agua del distrito de Pampas Grande construyó 4,500 metros lineales de zanjas de infiltración Se tiene una capacidad de almacenamiento de agua en temporada de lluvia de 5 m³ por cada tramo, haciendo un total de 2,250 m³.
  • En Ancash, 01 Comité multisectorial de Yúngar liderado por el alcalde distrital y con la participación de representantes de centros poblados, subprefecto, juzgado de paz, directivos de comités de usuarios de agua y de comunidades campesinas. Este comité se constituye en el espacio de concertación de acciones para la gestión del agua (mantenimiento de las cochas y bofedales, inversión de presupuesto público para construir más cochas y cercado de bofedales, etc.).
  • En Ayacucho, 02 Comités multisectoriales conformados y activos en los distritos de Llauta y Huachuas integrado por las principales autoridades locales, dirigentes de las Comunidades Campesinas y de regantes, realizan acuerdos y decisiones para el desarrollo de los trabajos de construcción de Qochas. Estos espacios se van constituyendo en espacios de gestión social del agua a nivel de microcuencas de intervención. 
  • En Ayacucho, el Comité Multisectorial de Siembra y Cosecha de Agua del distrito de Llauta aprobó realizar aportes económicos de productores de comités de riego y/o productores de paltos. Acordaron que cada usuario/a de riego aportaría entre S/30 a S/50 soles por ha. En total 273 productores y la comunidad campesina de Llauta recaudaron S/ 16,436 para la realización de estas obras en la cabecera de microcuenca. 
  • En Ayacucho, se promovió la sensibilización y concientización de los usuarios/as sobre la importancia de la siembra y cosecha de agua, existiendo muestras de compromiso y cambios de actitud desde el nivel organizativo. Los dirigentes de las Comunidades Campesina y de Regantes han dado muestras de voluntad de trabajo y empoderamiento sobre la gestión del agua (aporte monetario, gestión con gobiernos locales, etc.). Se destaca que gobiernos locales y comunidades campesinas también realizaron aportes para la construcción de Cochas.

OBJETIVO ESTRATÉGICO 2: Desarrollo productivo en corredores económicos territoriales.

El objetivo está dirigido básicamente al desarrollo de 02 líneas de trabajo. La primera, al desarrollo de cultivos tradicionales y diversificación para fortalecer la seguridad alimentaria de los destinatarios de los proyectos. Se centra en recambio o refrescamiento de semillas de papa, trigo y quinua, productos agrícolas que son base
para la alimentación de las familias andinas. Además, se promueve el manejo de biohuertos y crianza de animales menores, contribuyendo de esta forma a mejorar la dieta nutricional de los hijos menores de estas familias. Esta línea de acción se complementa además con mejoras de la habitabilidad y salubridad de las viviendas con lo cual se contribuye a que tengan mayores condiciones de vida y ambientalmente saludables.

Una segunda línea de trabajo está dirigida al desarrollo de la producción para el mercado, específicamente con la producción del cultivo de palto (Hass y Fuerte) para la generación de ingresos en las zonas andinas y de vertientes de Ayacucho, Huancavelica y Ancash. El desarrollo de este cultico comprometió a los productores a invertir recursos para cubrir un porcentaje del costo de instalación. Así mismo, el manejo tecnificado coadyuvó a que los productores desarrollen las BPA, sistemas de riego por microtubos, entre otros.

Con estas intervenciones, las familias destinatarias han incorporado técnicas agroecológicas sostenibles en el manejo de sus parcelas agrícolas, realizan una gestión racional del agua por la instalación y del manejo de sistemas de riego para garantizar la fenología de los cultivos promovidos.

A continuación, se detallas los principales logros alcanzados en los proyectos concluidos en el 2020 y los que se encuentran actualmente en ejecución que básicamente son los financiados por MISEREOR y Pan para el Mundo (PPM).

Resultado de los proyectos concluidos el año: 2020

❖ Manejo de cultivos tradicionales; papa, trigo y quinua.
  • En Ancash, en producción de papa, durante 03 campañas agrícolas 467 productores instalaron 19.4 Ha, alcanzando una producción total de 1,067 Tn con un rendimiento promedio de 17.98 Tn/Ha; según el destino de la producción, el 80.6% fue para el consumo, el 11.5% semilla y 7.9% para la venta, generando un ingreso total de S/ 75,279. En el caso de cultivo de trigo, para 02 campaña agrícolas, en 17.7 Ha instaladas se tuvo una producción de 50.9 Tn, con un rendimiento promedio de 2,880 Kg/Ha; según el destino de la producción, el 65.4% fue para el consumo, el 14.1% semilla y 20.2% para la venta, generando un ingreso total de S/ 20,686. En el caso de quinua, para 02 campañas, en 12.5 ha se alcanzó una producción de 7.7 Tn con un rendimiento promedio de 630.8 Kg/Ha; según el destino de la producción, se 71.3% fue para el consumo, el 4.8% semilla y 24.3% para la venta, generando un ingreso total de S/ 20,801.
  • En Ayacucho, en producción de papa, un total de 249 productores (86 mujeres y 163 varones) en 03 campañas instalaron en promedio 8.81 Ha, alcanzando una producción total de 360.4 Tn de producción. Rendimiento promedio de 13.5 Tn/Ha. En el caso de la producción de trigo, un total de 181 productores
    (58 mujeres y 124 varones) en 02 campañas y en un área promedio de 17.7 ha, produjeron un total de 30.4 Tn.
  • En Ancash, (Carhuaz y Recuay), 103 familias han mejorado sus semillas y ampliado la producción del cultivo de papa, tarwi, quinua y trigo., y han implementado biohuertos e incorporado el consumo de hortalizas orgánicas en su dieta alimenticia bajo un manejo agroecológico en su sistema de producción (guano de animales, compost, trampas amarillas, biocidas y biol) y diversificaron con la crianza de cuy, con lo cual se prioriza la ingesta de proteína animal (cuy) para niños y niñas menores de 5 años. 

❖ Manejo de cultivos comerciales: paltos

  • En Ancash, 31 productores (29 hombres y 02 mujeres) manejan 03 Ha de paltos en producción, los cuales han producido durante 03 campañas 70.5 Tn de palta fuerte. Rendimiento promedio 5.8 Tn/Ha. Según destino de la producción, el 8.8% se destinó para el consumo y para la venta el 91.2%. Los productores obtuvieron un total de S/ 187,685 por la venta de su producción.
  • En Ayacucho, 181 productores (60 mujeres y 212 varones) en 03 campañas han producido en total 2,376.02 Tn de palta Hass en 111 Ha (año 2018: 426.2 Tn, año 2019: 710.74 Tn y año 2020: 1,239.07 Tn). La producción de palta Hass en Ayacucho está dirigido principalmente hacia el mercado externo.

❖ Mejora de Habitabilidad: viviendas saludables

  • En Ancash (Carhuaz, Recuay, Yungay y Huaylas), 200 familias han acondicionado sus viviendas y mejorado su habitabilidad (separación de ambientes), que permite una mayor privacidad entre padres e hijos. Estas familias cuentan con cocinas mejoradas (plancha, chimenea y mejoras), con un espacio adecuado para el aseo personal y mantienen como practica la limpieza interdiaria de los ambientes de sus viviendas, además tienen tachos para la selección/almacenaje de basura (orgánica e inorgánica). Asimismo, adecuaron ambientes (galpones) para crianza de cuyes (animales menores)
  • En Ayacucho, 52 familias adecuaron sus espacios (separación de dormitorios, reubicación de animales menores, ubicación del rincón de aseo, balde de agua segura y practican lavado de manos, y se mejoró la iluminación de los ambientes de cocina). Estas familias clasifican residuos sólidos, cuentan con biohuertos y han construido fitotoldos. Estas familias incrementaron la siembra y el consumo sostenible de hortalizas con nutrientes, para mejorar su salud nutricional. Además, concretaron la construcción de galpones para el manejo de gallinas, con lo cual se ha incrementado la disponibilidad de consumo de huevos para el consumo y venta.

❖ Emprendimientos con mujeres:

  • En Ancash, 32 mujeres iniciaron y/o fortalecieron sus emprendimientos, y se familiarizaron con el llenado del cuaderno de registros de sus negocios. Estos emprendimientos corresponden a: Crianza y comercialización de cuyes (25), Producción y venta de miel (2), Producción y venta de quesos (2), Comercialización de quesos (1), Crianza y comercialización de Cerdo (1), y Producción y venta de tejidos a crochet (1). 
  • Del mismo modo, en Ayacucho, 20 mujeres emprendedoras han implementado sus negocios, realizan el registro de las ventas e inversión. Se visualiza cambios en las emprendedoras, valoran su inversión de tiempo en la producción y venta continua, ven ganancias, y se sienten valoradas y empoderadas por la generación de sus propios ingresos. Adicionalmente, 05 emprendedoras recibieron su certificado de SGP Ayacucho que les permite ser reconocidas como productoras de productos orgánicos y de calidad.

Resultados de los proyectos actualmente en ejecución 2020-2023

❖ Manejo de cultivos tradicionales: (Diversificación productiva).
Los proyectos buscan revalorar la producción de cultivos (Quinua, tarwi, haba, arveja, trigo y papa) priorizando la seguridad alimentaria de las familias, renovando sus semillas por otras de mejor calidad, que contribuirá a tener mayores rendimientos de manera sostenible. Durante el 2020 se tiene los siguientes logros alcanzados:
 
  • En Ancash, los productores demuestran un cambio de actitud y compromiso realizando un aporte de S/ 1 sol por kilo de papa entregada (36 Kg por productor para un área promedio de 240 m2). En el caso de cuyes los productores aportaron un total de S/ 450 soles. 
  • En Ancash, 68 familias diversificaron su producción agrícola: refrescaron su semilla de papa, incorporando el cultivo de tarwi, haba y quinua. En el caso de la papa, se instalaron 1.6 Ha. El propósito del proyecto es recuperar el manejo de productos agrícolas que se estaban dejando de cultivar por falta de agua y que afecta notablemente su seguridad alimentaria.
  • En Ancash, 68 familias introdujeron del cultivo de fresas y hortalizas en sus biohuertos (rabanito, lechuga, betarraga, zanahoria, espinaca, col y tomate). De esta forma se amplía las opciones de consumo de productos cultivados con prácticas agroecológicas. 
  • En Ancash, 05 organizaciones de mujeres de los Comités de Vaso de Leche de 5 distritos están comprometidas con la propuesta técnica del proyecto. 
  • En Ancash, se adquirieron y entregaron las siguientes semillas certificadas:
    ▪ 2,340 kg de papa variedad Yungay y 240 kg variedad Única.
    ▪ 176 kg de tarwi variedad “Andenes 80”.
    ▪ 40kg de quinua (20 kg variedad Hualhuas y 20 kg variedad Roja Junín).
    ▪ 180 kg de haba variedad Jergona.
    ▪ 60 kilos de semilla de arveja de la variedad Rondon.
    ▪ 73 Kg de alfalfa de la variedad Moapa
  • En Ancash, 68 familias participantes en el proyecto con niños/as menores de 3.5 años de edad recibieron 136 reproductores machos, 02 cuyes por familia. Además, 14 familias del proyecto anterior recibieron 18 reproductores que serán modelos de manejo técnico para otras familias de su localidad.
  • En Ayacucho y Huancavelica, 20 familias iniciaron la preparación de áreas para la instalación de sus biohuertos. 
  • En Ayacucho y Huancavelica, 87 mujeres lideresas de los distritos de Llauta, Santiago de Quirahuara, Huac_Huas y Ocoyo inician un proceso de formación de Liderazgo y equidad de género en zonas rurales.

❖ Manejo de cultivos comerciales: paltos

  • En Ayacucho y Huancavelica, se realizaron 11 análisis de suelo en los distritos de Huachuas (5), Ocoyo (1) y Quirahuara (5) para un mejor conocimiento sobre las características de los suelos para la producción de paltos, de esta manera cada productor elaborará su programa de abonamiento e incorporará la materia orgánica necesaria. Los resultados de laboratorio lanzan -muestras aplicadas- que el promedio de materia orgánica al inicio del proyecto en los ámbitos de intervención es de 2.4%. 

  • En Huancavelica, 20 primeros productores nuevos de los distritos de Ocoyo y Quirahuara adquirieron e instalaron 3,038 plantones de paltos con un aporte de S/ 19, 748 soles. La propuesta del proyecto considera que cada productor beneficiario del proyecto aporte el 50% del costo de plantones, además de adecuar y preparar sus áreas de instalación según las especificaciones técnicas recibidas. Los platones del palto fueron adquiridos en un vivero de la provincia de Chincha. El contexto del COVID-19 y la situación económica de los productores dificultó su aporte para la compra de plantones y su instalación posterior. En el primer trimestre de 2021 se continuará con el proceso. En total 225 productores nuevos de los distritos de Huachuas (95 productores), Ocoyo (65) y Santiago de Quirihuara (65) instalaran paltos en un área total de 112.5 Ha. hasta el final del proyecto.

❖ Mejora de Habitabilidad: viviendas saludables

  • En Ancash, 11 familias inician fortalecimiento de capacidades para la implementación de cocinas mejoradas y ordenamiento de vivienda

OBJETIVO ESTRATÉGICO 3: Desarrollo Empresarial

El “Plan Estratégico 2019-2023” estableció como prioridad estratégica preparar las condiciones para asegurar la sostenibilidad financiera a mediano plazo y cubrir uno de los principales problemas que exhibe el CEDEP que tiene que ver con la reducción de las fuentes y montos de financiamiento provenientes de la cooperación e incluso de los servicios de consultorías. Este proceso significaba aprovechar de manera oportuna la disponibilidad de los recursos financieros institucionales, orientándolos a inversiones y a actividades que provean recursos y, de otro lado, reducir la presión de los gastos corrientes en estos dineros.

Durante el 2020 este proceso se desarrolló alcanzando los siguientes avances: 

Desarrollo de experiencias empresariales rentables

❖ Fundo de Palpa. 

En febrero de 2020 se concretó la compra de un terreno de 6.8 Has en el Sector La Isla, Distrito Río Grande, en la Provincia de Palpa, el cual consta de 5.8 Has instaladas de cultivo de mandarinas de exportación, de la variedad W. Murcott, de aproximadamente 3 años, y con sistema de riego tecnificado. 

Se concretó la adecuación del fundo y el módulo de vivienda, tanque de agua para el fertiriego; además del mantenimiento del pozo, el sistema de riego y de fertiriego. 

La administración del fundo y gestión de recursos estuvo a cargo de un Ing. Agrónomo, quien supervisa el desempeño del cultivo, brinda asistencia técnica y administra los recursos que necesita el fundo para su funcionamiento. 

Durante el 2020 se priorizó y realizó un intenso trabajo de mejoramiento de las plantas instaladas, mediante un plan de nutrición y un plan de fertirriego (de acuerdo a los análisis de suelo y agua), con el cual se realiza el fertiriego, aplicación foliar y manejo de plagas. Otro aspecto fue generar las condiciones para garantizar la disponibilidad de agua para riego oportuno, por lo cual se instaló un reservorio de agua para riego, que permitirá asegurar el adecuado suministro de agua a las plantas. Entre los principales avances tenemos: 

  • El cultivo que inicialmente se encontraba amarillento y con stress hídrico, se ha recuperado notablemente, luego de la poda de formación, el riego que se le viene dando (vía sistema y riego por gravedad) y la nutrición que se le aplica.
  • Se ha construido un reservorio de 1,200 m3 para almacenamiento de agua de riego, el cual se encuentra cercado y operativo.
  • El cultivo se encuentra al día en sus labores culturales de limpieza de malezas, control de plagas, etc.
  • Cuenta con un plan de nutrición y de fertiriego.
  • Se logró contar con el asesoramiento técnico gratuito CITE agroindustrial Ica, como parte del programa de reactivación de las Mypes (REACTIVA- PERÚ)2.
 
A partir de las medidas implementadas, y contando con un presupuesto reducido, se han alcanzado a desarrollar las condiciones necesarias para la mejora del cultivo de esta variedad de mandarina de exportación, lo cual se verá reflejado en los niveles de producción de la campaña agrícola 2021-2022.
 
De continuar con el trabajo iniciado en el 2020, y asignando una mayor inversión
  • Debido al fuerte estrés hídrico que ha sufrido el cultivo de mandarinas y luego de la poda de formación realizado al cultivo, se estima que en el 2021 se obtendrían unos 3,000 Kg/Ha, es decir unos 17,400 kilos en total, que sería destinado principalmente al mercado local de la provincia de Ica.
  • Los resultados del trabajo se verán en su plenitud a partir de la campaña 2021-2022, en la cual se empezará a tener incrementos considerables de productividad, estimándose una productividad de 15,000 Kg/Ha, haciendo un total de 87,000 kilos para el año 2022, y desde las siguientes campañas la producción sería de 174,000 kilos, los cuales se destinarían en buena parte para el mercado internacional.

❖ Constitución de una figura jurídica empresarial

  • El CEDEP tiene proyectado consolidar una línea comercial, la cual permitiría generar ingresos propios para sostenimiento de los gastos institucionales que no están financiados por los proyectos y para cubrir las exigencias de contrapartida que requieren las Cooperantes de los proyectos.
  • En ese sentido el Consejo Directivo sostuvo una serie de reuniones para analizar el desarrollo de la línea empresarial de CEDEP. La Asamblea de Asociados del CEDEP decidió poner en stand by esta iniciativa con el propósito de analizar con mayor profundidad este tema y ver los resultados de las campañas iniciales del fundo.

OBJETIVO ESTRATÉGICO 4: Optimización de los sistemas de gestión institucional para asegurar el funcionamiento eficiente del CEDEP 

Durante el año 2020, bajo la dirección de la Sra. Silvia Ampuero Villafuerte, el CEDEP continuó encaminado hacia el cumplimiento de los objetivos planteados en el Plan Estratégico institucional (2019 – 2023).

La crisis sanitaria por la pandemia de la COVID -19, que se inició en el mes de marzo, determinó nuevas condiciones y exigencias para el cumplimiento de las actividades institucionales a lo largo de los siguientes meses. En el plano laboral se priorizó las medidas necesarias para garantizar las condiciones y cuidado de la salud del personal en su conjunto. Las labores -principalmente de la sede central- se adecuaron a la modalidad del trabajo remoto, vía plataformas virtuales, uso de WhassApp, contactos telefónicos. En cumplimiento de las medidas exigidas y necesarias se elaboraron los respectivos protocolos de convivencia y adecuación laboral para la prevención de salud de los equipos de trabajo y destinatarios de los proyectos en las diversas zonas de trabajo.

En el plano de la vida institucional, durante el 2020 la Asamblea de asociados -que generalmente se realizaba en el mes marzo – se realizó en el mes de Julio de manera virtual, debido a la situación del contexto. En esta asamblea ordinaria se ratificó a la Sra. Silvia Ampuero como Directora Ejecutiva para el siguiente periodo (agosto 2020 – julio 2022). A su vez, por mandato de la Asamblea se realizó la modificación de los Estatutos institucionales. A finales de año, y en aplicación de los nuevos estatutos, se realizó la segunda asamblea ordinaria en la se aprobaron el Plan Operativo y Presupuesto Institucional del 2021.

Un aspecto a destacar durante el 2020 es la aprobación de 03 proyectos, financiados por PPM y la Unión Europea.

Se inició la ejecución de 02 proyectos con las principales fuentes de cooperación con las que se mantiene relación: PPM y MISEREOR. Estos proyectos son de continuidad a los que se ejecutaron entre 2017 y 2020. En el caso de PPM se destaca la capacidad de negociación y gestión para lograr reducir la contrapartida a 27.5% del presupuesto total aprobado (anteriormente la exigencia fue de 52.9%) que incluye aporte de los beneficiarios y de terceros. En el caso de MISEREOR las nuevas exigencias de contrapartida son de 30% del presupuesto aprobado, logrando que finalmente la fuente nos apruebe una contrapartida de 28% que incluye aporte de beneficiarios y la municipalidad.

Un logro importante a destacar y que se visualiza en los últimos años es el cambio de actitud entre los destinatarios de los proyectos, en relación a un mayor compromiso en la realización de aportes monetarios y no monetarios (contrapartidas) para la implementación de las propuestas (infraestructura de siembra y cosecha de agua, costo de equipos y/o insumos agrícolas, etc.). En la actualidad se identifica a un destinatario de CEDEP con una mayor responsabilidad de invertir en la mejora de sus propias condiciones de vida, dejando atrás la actitud asistencialista que caracterizaba la relación con los proyectos de desarrollo. Por su parte, en el 2020 se logró la aprobación de 02 nuevas propuestas, que iniciarán en el primer trimestre del 2021. En primer lugar, se logró acceder al financiamiento de la Unión Europea, fuente con la que se establece relación por primera vez, de un proyecto en colaboración con 02 instituciones aliadas. En segundo lugar, se logró la aprobación de un nuevo proyecto con PPM a través de negociación directa, de atención frente a la pandemia COVID 19, la cual será financiada al 100%. 

  • 03 proyectos aprobados por un monto total de 1´290,000 Euros. 
  • Aportes monetarios de beneficiarios, que representa el 2.8% (Misereor) y 10% (PPM) 
  • Mejora en las condiciones de negociación con PPM (contrapartida de 27.5%) 
  • 05 perfiles de proyectos en cartera y elaborados con participación de equipos y en colaboración con otras instituciones.
En este periodo se destaca la estrategia de contar con un banco de proyectos, para garantizar una cartera de proyectos para futuros concursos y/o negociación con nuevas fuentes. Este caso específico, se reforzó el relacionamiento y colaboración en red con otras copartes (CESVI, Tejiendo Sonrisas, Calandria, Huñuq Mayu) para el diseño y presentación de propuestas. De la misma forma, se iniciarán acciones de negociación de al menos dos propuestas paralelas para diferentes fuentes para garantizar los compromisos de contrapartidas exigidas por las fuentes.
CEDEP ha virado hacia un enfoque de trabajo con proyectos de desarrollo en el cual los destinatarios se asumen como actores activos y comprometidos a contribuir en la ejecución de las propuestas promovidas. Así también, el grado de confianza institucional permite una mayor margen de acción y compromiso de gobiernos locales de los ámbitos de intervención.

Como parte de la estrategia institucional desplegada en el 2020, se han fortalecido espacios de intercambio y debate entre equipos de trabajo del CEDEP, priorizando el fortalecimiento de capacidades de los equipos de proyectos e institucional. El objetivo fue definir y precisar los enfoques, metodologías y consolidar la especialización institucional y de sus profesionales.

Por su parte, desde la Dirección Ejecutiva se destinó mayor tiempo en afianzar las relaciones institucionales con las organizaciones de cooperación internacional, antiguas y nuevas. Otro aspecto a destacar es la mejora en la imagen y posicionamiento institucional, por medio de alianzas interinstitucionales, acciones de difusión y la realización de diversos eventos temáticos.

Otro aspecto a resaltar es la mayor presencia de CEDEP en redes y espacios
regionales y nacionales, lo cual permitió mejorar las relaciones interinstitucionales y
el posicionamiento o presencia en la promoción de temas, apoyo a campañas públicas
nacionales en la promoción y defensa de derechos y/o incidencia sobre normas o
leyes, etc.

REDES NACIONALES

  • Grupo Propuesta Ciudadana (GPC) (miembro del Consejo Directivo).
  • Consorcio de Investigación Económica y Social (CIES).
  • Grupo Impulsor de ONGD de la Comisión Nacional para el Cambio Climático (CNCC)
  • Red Ambiental Peruana (RAP).
  • Plataforma Perú Libre de Transgénicos.
  • Foro Ciudadano de Las Américas (FCA).

REDES REGIONALES

  • Red de Co-partes Norcentro (MISEREOR)
  • Consejo Regional de Sistema de Garantías Participativas de Ayacucho (CRSGPA).
  • Colectivo regional de educación comunitaria – Región Ayacucho
  • Grupo Impulsor de Ancash.
  • Consejo Regional Producción Orgánica- COREPO Ancas

Por otra parte, se acompañó en el seguimiento de metas e indicadores de los proyectos vigentes, a través de estrategias implementadas desde la Unidad de Planificación, las cuales se tuvieron que realizar remotamente debido al contexto.

En el plano administrativo, durante el 2020 la Gerencia administrativa continuó con la optimización de procesos administrativos internos que permitieron agilizar la atención a requerimientos de las fuentes cooperantes, instituciones públicas y privadas, y las unidades y proyectos institucionales. Desde el área administrativa se gestiona la consultoría con FONDOEMPLEO logrando resultados satisfactorios y afianzando la experiencia institucional para este tipo de trabajo como alternativa de ingresos institucionales.

V. LOGROS DEL 2020.

Proyecto “Asesoría para impulsar procesos de desarrollo en el Perú, setiembre 2018-Agosto del 2021” y Proyecto “Asesoría para organizaciones de contrapartes en Perú y Ecuador””

El proyecto es de fortalecimiento de la gestión de las copartes de MISEREOR en el Perú desarrollando procesos de asesoría. El responsable del proyecto, Ing. Erwin Alvarado, cuenta con un equipo de 04 asesores para las labores de trabajo con las copartes. 

Desde 2020 las actividades de asesoría, tanto temáticas como administrativas, se han unificado en un sólo proyecto de asesoría, Proyecto “Asesoría para organizaciones de contrapartes en Perú y Ecuador”. La administración financiera de dicho proyecto continúa a cargo del CEDEP. 

En general, se observan importantes logros en diferentes rubros sobre el acompañamiento de cerca de 40 copartes y redes de MISEREOR en el Perú. Se resumen los siguientes logros:

  • Al menos 12 organizaciones copartes de MISEREOR han mejorado sus propuestas de agricultura sostenible. Incorporando e incidiendo en temáticas referidas a innovaciones tecnológicas y organizativas de post cosecha, la transformación y comercialización de productos agroecológicos; prácticas de gestión concertada del agua e innovaciones en prácticas de protección y conservación del agua en cabeceras de cuenca, la forestación en ecosistemas de montaña la fertilidad del suelo.
  • Las instituciones que trabajan en la región amazónica, cada vez apuestan por las innovaciones en la estrategia de diversificación de cultivos, sistemas agroforestales, así como la transformación y comercialización de productos agroecológicos, para dinamizar el mercado local.
  • Mayor convencimiento en las instituciones copartes, los productores y población de consumidores tanto rural como urbano, que la agricultura familiar con enfoque agroecológico, es la base para fortalecer la resiliencia ante el cambio climático y la crisis alimentaria, que en estos tiempos ha sido agudizada por la pandemia del COVID-19. 
  • Bajo un contexto de crisis por la pandemia, las copartes pusieron mayor énfasis en promover la creatividad de la gente, generando estrategias de respuestas desde el conocimiento, saberes y recursos locales; en perspectiva de fortalecer la resiliencia frente a la situación en que vivimos. 
  • Copartes asumen con mayor interés, compromiso y responsabilidad el uso de los diferentes instrumentos metodológicos y de orientación que alcanza Misereor, como es el caso de las guías, documentos de discusión, otros.
  • Copartes reorientan sus estrategias de acompañamiento a la gente mediante el uso de herramientas de comunicación virtual para la formación y capacitación de adultos en proyectos de desarrollo.
  • Copartes reorientan su trabajo de promoción del desarrollo en una perspectiva de proceso, y han incorporado los desafíos a corto y mediano plazo frente a la crisis por la pandemia.
  • En algunas copartes, principalmente a nivel de redes y plataformas, se va fortaleciendo el enfoque de transformación de conflictos orientadas a la no violencia y defensa de los derechos humanos, especialmente en ámbitos con actividad extractiva-minera e hidrocarburos. 
  • Mayor interés de las copartes en temas referidos a enfoque territorial, protagonismo socio-político de las mujeres y los jóvenes y el cambio climático en un contexto de crisis provocada por la pandemia.
  • Debido a los efectos sociales de la pandemia, como las medidas de confinamiento social y las restricciones asumidas por el Estado; las instituciones copartes, tiene mayor interés y necesidad de interactuar como parte de una red, es decir el trabajo colectivo para incidir en propuestas que contribuyan a procesos de transformación social en favor de la población vulnerable.
  • Las redes y plataformas de instituciones muestran como una estrategia muy útil y de mayor cobertura, la interacción virtual; se han promovido muchos intercambios virtuales de experiencias con otros actores de organizaciones nacionales e internacionales.
  • Las redes están avanzando en consensuar el uso de plataformas virtuales de educación, información y comunicación, como estrategia de incidencia política a nivel regional, nacional e internacional.