La educación a distancia y brechas de acceso a la comunicación de las poblaciones rurales en tiempo del COVID-19

Escolar buscando señal para sus clasesEscolar buscando señal para sus clases

El sistema educativo y la población escolar en el Perú atraviesan un gran reto para evitar perder el año lectivo 2020 a causa de la pandemia del COVID-19. En este contexto, la problemática de la educación en ámbitos rurales cobra una mayor notoriedad por las brechas existentes.

Llauta y Huachuas son distritos ubicados en las cabezadas andinas de la provincia de Lucanas, Ayacucho. En ambos distritos existen 28 instituciones educativas (21 primaria y 7 secundaria) donde estudian en total 424 escolares (53% varones y 47% mujeres). Como todas las escuelas públicas están brindando educación a distancia vía el programa “Aprendo en casa”, a través del soporte de medios de comunicación como la radio, Tv, Internet y redes sociales. Sin embargo, la principal limitación para la población estudiantil es que en estos distritos la señal de trasmisión de los medios es débil y/o no llega hasta sus hogares y centros educativos.

n palabras de la señora María Teresa Yeren Alfaro, Directora de la I.E N° 24162 del Distrito de Llauta, “… falta señal de internet y de medios de comunicación… Si la situación continua así, yo no sé qué va pasar con ellos (los alumnos)… porque no todos tienen televisión… no hay Internet”.  En muchos casos los escolares no tienen acceso a celulares modernos “smartphones” y por ello el reforzamiento de las sesiones de clases no se puede realizar –por ejemplo, vía WhatsApp. “Estamos tratando de agrupar a niños por zonas para que se presten el celular de alguien que tenga WhatsApp para que puedan enviar sus trabajos. Además, la comunicación por teléfono es difícil porque hay zonas donde no llega señal”. Lo mismo sucede con la radio, los niños deben buscar zonas adecuadas alejadas de sus viviendas para recibir la trasmisión, generalmente en la cima de algunos cerros/montañas. Actualmente existe un gran número de escolares que no pueden recibir clases desde hace varias semanas.

I.E.P N° 24162 del Distrito de Llauta

I.E.P N° 24162 del Distrito de Llauta

Otro aspecto es que los estudiantes no disponen de computadoras ni laptop, con el agravante de que en varios sectores no existe señal de Internet. Sólo una parte de niños, que se quedaron en las ciudades como Ica o Palpa, están accediendo en mejores condiciones a las clases virtuales o a distancia. Ellos se encontraban de vacaciones (enero-marzo) fuera de sus distritos o acompañaban a sus padres que se ocupan en trabajos temporales en la costa.

Asimismo, debido a que muchos niños ayudan a sus padres en las labores domésticas y agrícolas, los docentes procuran brindar el reforzamiento de clases a partir de las 7 de la noche, además porque los padres se llevan sus celulares a la chacra. Durante el día es difícil que los padres hagan el acompañamiento a sus menores hijos porque están dedicados a otras labores de campo.

El Alcalde de Huachuas, Nicolas Yauri Poma, realizó un llamado a las principales autoridades nacionales y de la región Ayacucho para que solucionen de forma urgente la señal de Internet y otros medios de comunicación (radio y Tv), porque de lo contrario muchos niños y niñas corren el riesgo de quedarse sin aprendizajes y estar aún más rezagados. Los alcaldes locales apelan a realizar incidencia a través del MANSURLA (Mancomunidad de las Cabezadas del Sur de Lucanas) para hacer escuchar esta demanda urgente, cuyos efectos vienen afectando directamente a la niñez de sus distritos.

Es importante que el Estado (Gobierno central, regional y local) aborde decididamente este problema de conectividad que sufren muchos distritos desde hace años, principalmente en las zonas rurales, y se empiecen a reducir estos niveles de desigualdad entre la ciudad y los pueblos más alejados, para así cerrar la brecha no solo de conectividad sino de oportunidades para la población más vulnerable.